Real Orden de la Dama de Elche

Antonio Camacho, presidente


Bienvenidos

http://www.facebook.com/RealOrdenDeLaDamaDeElche

 

  La Real Orden de la Dama de Elche bajo la belleza de la Diosa Ilicitana, se constituyó en Asociación el día 4 de septiembre del año l968, con la finalidad de promocionar la Ciudad de Elche por todo el mundo, y ensalzar la majestuosidad y grandeza de su Dama "La Dama de Elche". En aquellas fechas se constituyó bajo el título de Orden de los Caballeros de la Dama de Elche siendo aprobada mediante Resolución del entonces Ministerio de la Gobernación de fecha 12 de Junio de 1974 e inscrita en el Registro de Asociaciones del Gobierno Civil de Alicante con el número 278.  En atención a los méritos contraídos y a las actividades que se habían venido desarrollando, con fecha 10 de Junio de 1997 le fue concedido por la Casa de S. M. El Rey el título de "REAL", pasando entonces a denominarse REAL ORDEN DE LOS CABALLEROS DE LA DAMA DE ELCHE.

 

    Con la finalidad de adaptarnos a lo dispuesto en la Ley Orgánica 1/2002 del 22 de marzo, la Asamblea General de esta Real Orden, en sesión celebrada el 11 de noviembre de 2004 tomó el acuerdo de modificar algunos artículos de sus Estatutos, y desde aquella fecha pueden ingresar tanto Caballeros como Damas; y para evitar confusiones pasó a denominarse Orden de la Dama de Elche.  Puestos esos hechos en conocimiento de la Casa de S.M. El Rey, éste aceptó el cambio de denominación y nuevamente, con fecha 16 de diciembre del 2004,  nos concedió el título de REAL, pasando desde entonces a denominarnos REAL ORDEN DE LA DAMA DE ELCHE.

   

    Con esta página queremos dar a conocer nuestra Asociación y transmitir sus fines, sus ilusiones, sus realidades, y por qué no decirlo, las necesidades que como Organización tiene.

   

    Tras casi 40 años de existencia la Real Orden de la Dama de Elche ha creído oportuno adaptarse a las nuevas tecnologías para ofrecer una visión general de la Asociación y de la importancia que para el pueblo de Elche tiene su Dama y la Real Orden de la Dama de Elche.

 

 

 BREVE HISTORIA DE ELCHE Y SU DAMA

Elche ha sido testigo directo y vivo del trasiego de civilizaciones y culturas que se asentaron en sus tierras a lo largo de los siglos.

Ha sido la arqueología la que ha confirmado estos hechos, y así tenemos que en un yacimiento denominado por Ibarra Ruiz como "Castillo del Río", cercano a Aspe, han sido encontrados varios instrumentos líticos que fueron clasificados por Obermahier como pertenecientes al Mustarciense, así como también han sido encontrados en la propia ciudad y en la margen derecha del río Vinalopó varios instrumentos pertenecientes al Eneolítico y al Neolítico; y en otros yacimientos como en la Loma de la Alcudia, o en la cima del Puntal de Búho, restos de la edad de Bronce y la edad del Hierro.

 

            Elche fue habitada por los íberos, los cartagineses y posteriormente por los romanos quienes le dieron el nombre de Colonia Julia Illice Augusta, ciudad cuyo centro  se halla delimitado y bien localizado en el yacimiento arqueológico de la Alcudia. Más tarde, en el siglo III D.C., se produce la invasión de los germanos (concretamente los francos), y en los siglos IV y V de nuestra era fue invadida por los bárbaros, pasando después a ser dominada por los bizantinos y más tarde por los visigodos.

 

            Tras la muerte de Witiza, de cuyo reinado conocemos testimonios en Elche, se produjo en el estado visigodo una verdadera guerra civil entre los partidarios de Akhila, hijo de Witiza, y los partidarios del Rey Rodrigo. Tras varias traiciones y batallas, lograron con el resultado de la derrota de los partidarios de Rodrigo, en la Batalla de Guadalete, que Tarif (cabecilla de la expedición árabe) decidiera no abandonar España y perseguir a los Visigodos que se hallaban desconcertados. Se instalan pues en Elche los Arabes, siendo en esta época cuando la población se traslada al emplazamiento de la actual ciudad, y se nombra a los primeros alcaldes, siendo el primero de ellos Abuljatad Mohamed, hijo de Omar Abenmachib. De la época árabe nos quedan muchos y muy explícitos testimonios, pero tal vez el más vistoso y admirado son los palmerales de Elche que coronan palmo a palmo la ciudad y sus campos, dándole el esplendor y la grandiosidad que tiene la ciudad de Elche. Hasta hace pocos años la ciudad de Elche llegó a tener más de un millón de palmeras, siendo denominada "Elche, palmeral de Europa".

            Pero Elche, como hemos podido observar, no es ajena a los abatares de la historia y fue testigo de la reconquista.

            En Elche estuvo Rodrigo (El Cid Campeador) el  día de la Natividad del Señor del año l.090, y después de celebrar aquí dicha Pascua empezó el Cid a guerrear a su antiguo enemigo Alhayid de Denia y Lérida. Tras la reconquista Elche pasó a ser de Castilla, luego de Aragón, y así hasta la unión de los Reyes Católicos. Tras la época de las germanías y la expulsión de los árabes, Elche es ya una ciudad de importancia tal que su presencia en los aconteceres históricos del reinado de los Austrias y Borbones es manifiesta. Mas contemporáneamente, los ilicitanos son protagonistas de acontecimientos que resultarían reiterativos relatar aquí por ser harto conocidos, mas no por ello despreciables en la historia más reciente de esta ciudad.

 

Quizá como muestra de todo el pasado y como augurio de lo que a lo largo de los siglos ocurriría, los íberos nos dejaron una esplendorosa y majestuosa obra de arte, " La Dama de Elche", en la cual encontramos un sin fin de interrogantes y misterios.

            Pero, ¿Qué conocemos de ella?

            Solo podemos afirmar que fue descubierta el día 4 de Agosto de l897, en una calurosa mañana y de forma totalmente casual, al desmontar una de las laderas de la loma de la Alcudia para nivelar el terreno y adaptarlo a la agricultura y el regadío.  Un joven llamado Manuel Campello Esclapez, que se encontraba llevando agua a los obreros que estaban realizando las tareas agrícolas, y que estaba jugando dio con un pico en lo que parecía una piedra, y al  mover la tierra que había a su alrededor descubrió que se trataba de un busto, que sin darle mucha importancia la dejo sobre el suelo.

Los obreros se limitaron a apartarla del lugar para continuar su trabajo hasta que por la noche la recogieron y la trasladaron al domicilio de D. Manuel Campello Antón, propietario de la finca de la Alcudia, que decidió exponerla sobre un taburete en el balcón de su casa para que los ilicitanos pudieran admirar a la "Reina Mora" como empezó a denominarse, hasta que 26 días después (30 de agosto de ese mismo año) fue vendida a Mr. Pierre Paris por la cantidad de cuatro mil francos, (que al cambio, en aquellas fechas, equivalían a cinco mil doscientas pesetas), saliendo el día 30 de Agosto de l.897 con destino al Museo del Louvre en Paris.

La venta impresionó a todo el pueblo ilicitano, y a España entera, manifestándose el disgusto y la desaprobación por haber vendido el busto a Francia en todos los círculos y fábricas, y publicando la prensa una serie de artículos lamentando la venta y pidiendo remedio a la expoliación del Patrimonio Artístico Nacional. Este sentimiento del pueblo de Elche lo recogió Pierre Paris al afirmar que pocas ciudades había cuyos hijos fuesen tan sensibles.

 

            Cuando en Madrid fue inaugurada la Casa de Velázquez se hicieron múltiples gestiones para que la Dama fuera depositada en el mencionado Centro. Pero la Dama de Elchepermaneció en el Louvre hasta el comienzo de la II Guerra Mundial en 1.939, fecha en que  por motivos de seguridad fue sacada de su vitrina de cristal y trasladada a un lugar más seguro, el Castillo de Montauban, en el sur de Francia.

                                                                                                                                

            Las activas negociaciones que con tanta fortuna se llevaron a cabo durante los años l.940 y 1.941, la sacaron de su forzoso y seguro encierro para regresar a España. El día 8 de febrero de l.941, a las tres de la tarde, entró a España el busto de la Dama de Elche por la frontera de Portbau. A cambio de esta entrega, y según las noticias que tenemos dadas por German Bazín en la "Revue des beaux arts de France", en donde, con el título "Les Echanges Franco-Espagnols" nos dice que España entregó a cambio de la Dama lo siguiente: el retrato de Doña Mariana de Austria de Velázquez, el retrato de Covarrubias de El Greco, tapicería de Goya "La Rixe de l’anberge nouvelle" y los dibujos del Siglo XVI "Vie d’Artheuise" de Nicolás Monel.

 

            A pesar del tiempo transcurrido y lo mucho que se ha estudiado el busto de la Dama, no se puede precisar todavía a quién representa, siendo varias las opiniones que se han dado sobreella: hay quien cree que es la representación de una diosa, otros la creen una sacerdotisa, y otros la consideran como el busto de una importante dama, cuya antigüedad puede fijarse hacia el siglo IV antes de J.C.

 

            Pero no es éste el único interrogante que envuelve a la Dama. Cuatro misterios son los que rodean a esta singular escultura: su identidad, su utilidad, la filiación artística de su autor y la fecha exacta de su creación. Es casi unánime la idea de que se trata de un rostro de una mujer, aunque todavía hay quien sigue pensando que es una imagen varonil; probablemente el retrato de un guerrero al que se quiso rendir homenaje.

 

            La opinión más generalizada es la de considerar a la Dama de Elche como el retrato de una mujer muy rica, esposa de algún personaje poderoso de la época. De esa opinión son Menéndez Pelayo y Mélida, quienes se apoyan en sus opulentos ropajes y en la gran cantidad de joyas que adornan su cuerpo. Otra hipótesis es la de Pedro Ibarra, quien la consideraba una imagen de Apolo en su aspecto de Mitra, pues los dos estuches metálicos que esconden sus cabellos trenzados podrían simbolizar las ruedas del carro de Apolo.

 

            Existen también varias  discrepancias en torno al carácter del busto. Son dos las posibilidades: escultura funeraria o retrato. Manuel Olcina Domenech, licenciado en geografía e historia y conservador del Museo Arqueológico de Alicante, se decanta por la primera, y se basa en que las grandes manifestaciones de la arquitectura y de la escultura ibéricas van ligadas al mundo funerario.

La utilidad del orificio que presenta en su espalda ha sido objeto de las más variadas interpretaciones. Los hay quienes opinan que servía para conservar las cenizas de algún muerto, y otros como Piérre Paris y Reinach  lo consideran un tronco de ofrendas.

            Hay otras hipótesis más originales: Mélida piensa que servía para sujetar la escultura con algún hierro, porque la espalda sin labrar revela que se destinó a colocarse contra un muro. Pedro Ibarra creía que el hueco servia de resonante tornavoz al sacerdote.

 

            Su filiación artística es otro de los aspectos controvertidos. No se sabe con certeza si la obra fue esculpida por un extranjero o por un indígena. La mayoría de los historiadores la consideran netamente ibérica. Pedro Ibarra la cree esculpida por un artista griego residente en Elche mientras que Menéndez Pelayo y Sanchis Guarner no dudan de su filiación artística griega, pero coinciden en señalar que el escultor pudo ser bien un artista griego afincado en La Alcudia, o bien un escultor indígena influido por el arcaísmo griego.

 

            Y no sólo en la ciudad de Elche podemos encontrar el misterio que envuelve a su Dama. Elche es todo un misterio, una fantasía. En su ambiente se respira una constante leyenda. Tal vez el misterio más conocido sea el Misterio de Elche cuyas representaciones se celebran en el mes de Agosto, mes que coincide con el mismo en que fue descubierto el busto de la Dama de Elche. Pero éste, a su vez, envuelve varios misterios más. El primero el ser la única obra teatral (cuyo argumento es la representación de la muerte, asunción y coronación de la Virgen) que sigue escenificándose en el interior de un templo católico, ya que este tipo de obras fueron prohibidas expresamente por el Concilio de Trento. Sin embargo, gracias a un Rescripto de S.S. Urbano VIII, firmado en el año 1632, fue concedida la autorización papal para que continuara esa representación en la Basílica de Santa María. El segundo misterio es la incertidumbre sobre los inicios delMisterio de Elche, ya que por un lado existe en la población una hermosa tradición en la que se afirma que el libreto con la letra y música del drama apareció junto a la imagen de la Patrona de Elche, dentro de un arca que misteriosamente flotaba sobre las aguas del mar, en las playas del Tamarit, en el año 1370. Por otro lado, los estudios e investigaciones de "la Festa" y del teatro religioso medieval en general apuntan hacia los últimos años del siglo XV como las más probables para el origen del drama.

            Tal vez sea todo esto lo que hace que los ilicitanos quieran a su tierra como los hijos a una madre, y vean en su Dama de Elche la imagen de esa mujer que con ternura mira a sus hijos y con su mirada desprende calor, cariño, seguridad y bienestar.

 

 

 FUNDACIÓN E HISTORIA DE LA REAL ORDEN DE LA DAMA DE ELCHE

            Toda la ciudad de Elche, sus calles y sus gentes, está influenciada por sus tres grandes exponentes, la Dama de Elche, el Palmeral y el Misterio de Elche, de tal manera que es muy difícil pensar algún acontecimiento ilicitano sin que ambos o uno de ellos tome parte en el mismo.         No obstante es cierto también que estos tres elementos inherentes a la ciudad necesitan de una promoción, un estudio y una divulgación constantes. Y fue precisamente el aspecto divulgativo de la Dama de Elche lo que motivó que un grupo de ilicitanos se uniera para fundar una organización que velase por tales preceptos. En principio la idea podría parecer superflua, pero a poco que se reflexione nos damos cuenta de que la promoción de la Dama de Elche es de una importancia tan cotidiana para las gentes ilicitanas que es aquí mismo donde radica la grandeza de los fundadores de esta Orden.

 

            Por este motivo, grupo de ilicitanos procedentes de todos los estamentos de la ciudad (empresarios, obreros, profesionales, campesinos, etc...), no ajenos a ese amor hacia su Patrona y a su Dama de Elche, decidieron el 4 de septiembre de l.968 constituirse en Orden de los Caballeros de la Dama de Elche, bajo la presidencia del popular ilicitano D. Antonio Martínez Macia ("Pin" para todos los que le conocieron mientras vivía). Al principio las actividades de esta Orden eran principalmente el repartir bustos de la Dama de Elche a Organismos, Entidades y personalidades importantes de aquella época, y con ello dar a conocer y transmitir al mundo entero a la  "Reina  Ilicitana". Posteriormente y  tras  la legalización de sus Estatutos con arreglo a la Ley 24.12.64 y al Decreto de 20.05.65 se da forma jurídica a la Asociación y el 12 de junio de l.974 fue inscrita en el Ministerio de la Gobernación y posteriormente  en el Registro Provincial de Asociaciones de Alicante, en la Sección primera, con el número 278.

 

            Desde que inició su actividad esta Orden, han sido muchas las actividades realizadas en promoción de la ciudad y de su Dama de Elche, y muchísimas las personalidades que han sido premiadas con su ingreso como Caballeros y Damas de Honor, destacando entre ellas a S.M. El Rey Juan Carlos I, S.M. La Reina Doña Sofía, el anterior Jefe de Estado Excmo. Sr. D. Francisco Franco, la Excma. Sra. Dña. Carmen Polo de Franco, el astronauta James J. Irving (primer hombre que puso sus pies sobre la Luna), D. Alfonso Escamez (Presidente del Banco Central), D. Vicente Ramós Pérez ( Miembro de la Real Academia de la Lengua y Cronista Oficial de la Provincia de Alicante), Oscar Esplá (compositor), Los generales Antonio Maciá Serrano y el general Gonzalo Puigcervert, los académicos  José María Pemán, Gregorio Marañón Moya, los arqueólogos Alejandro Ramos Folqués y Rafael Ramos Fernández, Pedro Zaragoza Orts, Antonio Pascual Ferrández, Margarita López Portillo(Ministra de Cultura y hermana del Presidente de México), los Ministros Licinio de la Fuente y Gonzalo de la Mora, el Marqués de Lozoya, el jinete Alvaro Domecq, el escritor Alvaro de la Iglesia, el Presidente de la Generalitat Valenciana Eduardo Zaplana Hernández-Soro, el Catedrático de Cirugía Justo Medrano Heredia, el Presidente de la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) José María Arroyo Zarzosa, el Alcalde de la Ciudad de Elche Diego Maciá Antón, la Ministra de Cultura Dª  Carmen Calvo Poyato, la Teniente de Alcalde del Ayuntamiento María Angeles Avilés Díaz, etc...

Desde que se constituyó esta Real Orden de la Dama de Elche, cada año el día 4 de agosto y coincidiendo con el día de su descubrimiento se viene visitando el lugar exacto donde fue encontrada, rindiéndole un recuerdo y homenaje a su "Dama".

            En un principio y hasta los años  1980 solo acudían a la Alcudia unas pocas personas, pero poco a poco ha ido calando entre los ilicitanos esa fecha y en la actualidad acuden, junto a un gran número de miembros de la Real Orden, las primeras autoridades locales y miles de personas, realizándose varias actividades.

 

 

 

 


Aviso Legal Real Orden de la Dama fue constituida el 4 de septiembre de 1968
c/ Maestro Giner 2, Local A-B 03201 Elche (Alicante)
Teléfonos 96 666 25 99 - 96 543 28 39
www.realordendeladamadeelche.com
Diseño web NEO